lunes, 17 de junio de 2013

150 palabras- flecha cuello baño

Uno de los mejores y el mas tangible de mis recuerdos de infancia: jugando en la Alameda cercana a mi casa, con mis amigos Rafa y Anita. En el solar de una vieja casona, de la que quedaba apenas un pequeño muro que por turnos era el mostrador de una tienda y la verja de nuestro hogar inventado; a ratos Anita era veterinaria y toda la pandilla le llevaba sus ranas con las ancas cojas, los pajaritos desanidados, los perrillos con gastroenteritis y las cebras con gripe. Rafa siempre le llevaba algún elefante herido de flecha, teníamos que ayudar a Anita con la maniobra de limpieza de la herida que solía sanar fácilmente.. En el baño de nuestra casa-palacio había obras de Gauguin y desayunábamos en el porche con vistas al jardín mágico. La Victora de Samotracia nos saludaba al entrar, colgada de su cuello la llave de la felicidad.

6 comentarios:

anya dijo...

¡ que bonito recuerdo y que completo! ¡ que memoria!me has hecho recordar mis juegos de infancia

Bego (Much More Than I Am) dijo...

Qué chulo tu relato. Me ha transportado a mi propia infancia, al solar frente a la casa de mis abuelos.

Un beso!

El Horno de mami dijo...

Que recuerdo tan bonito.
Raquel
http//:blog.lascamisetasdemami.com

Marta Perez dijo...

María!! Me ha gustado un montón! Eso de hacer de veterinaria y curar multitud de animales me ha encantado.

Yuria Prospero dijo...

Me encantó tu relato, llenó mi corazón
Gracias

María Yébenes dijo...

Que precioso mundo has creado!! Es fantástico!! Con sensaciones y arte! Me encanta.
Feliz semana!