miércoles, 17 de abril de 2013

La flor mágica de las Hadas en La Colina de Puck


La flor mágica de las Hadas es mi apetito curioso y descocado, el ansia de volver a escribir en público algo más que un post, una entrada...un Tweet. Es  la necesidad de darle forma al  mundo mágico en el que crecí, teniendo fe en que todo lo que sueñas, no es que se convierta en realidad si no que permanece a tu lado para siempre. Gracias a la vida por enseñarme que no todo lo impensable es imposible, que aquellos que se fueron, de algún modo, pueden volver. Gracias a  Ara, mi amiga, por abrir la puerta. A mi padre y mi abuelo, cántabros de alma y ser, que me hicieron mirar al mar de otra forma.Gracias a mi hijo por hacerme volver a creer en las Anjanas. Gracias a mi amor, mi esposo, porque sin él estoy vacía, y al desamor, porque de él saco la fuerza para amar de nuevo.
Le quiero dedicar toda la entrega de que soy capaz, al tiempo. Mis mejores palabras, aquellas que aprendí de grandes maestros, elíte o élite de las letras, aunque no hayan sido certeramente usadas. Todo lo que se me ocurra a partir de ahora,aunque puede que quede en tenue sombra de mi propio impulso . Pero también este ruido molesto, esta tecla rota, este embobamiento perenne que me ha traído la primavera, las noches insomnes, la tablet, la espera, el silencio, las notas ahogadas, el recuerdo de un mar de agravios, todo lo bueno con todo lo malo, a aquellos que quieran pasar un segundo por estas letras borrosas, que en el fondo son todo lo que soy.

"Así era su barco, una hermosa goleta, que en los tiempos en que él navegaba, se dedicaba a transportar té, caboteando  y hasta  fondeando todo lo ancho y largo del globo, desde Bering hasta el Cabo de Hornos que, dicen, cruzó hasta 16 veces. Y aunque en aquel momento se llamaba Islamount, que a mi abuelo y a mis tias les recordaba, al pronunciarlo, a la hermosa Isla de Mouro, mi abuelo siempre la nombraba como Galatea,  con el que fue rebautizada cuando se convirtió en Buque Escuela de la Armada española, llegada a Cartagena ..."

Quería enseñaros este  fragmento, de los muchos que eliminé de mi historia de Puck, del cuento que presenté al concurso de La colina de Puck, que va llegando a su fin con el  periodo de valoraciones a la vuelta de la esquina.
Lo hago porque pienso rellenar los huecos que se quedaron sin escribir, rehacer aquello que borré, recuperar las notas y seguir un poco más allá, aunque solo sea para hacer el viaje hasta mi infancia y mis brujas que esperan pacientes a que baje con ellas hasta Cernégula.

6 comentarios:

María dijo...

Si de paso podéis votarlo para que pase a la fase de valoración por un jurado, ¡mejor que mejor!

Solomillito De Rana dijo...

Estaremos encantados de leerlo completo!

La Gallina Pintadita Carmen dijo...

Si esa es una de las partes desechada, no quiero imaginar cómo de bueno es el resto. Reto del día, pasarme por la colina, leer y votar

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho, bueno los comentarios te los he dejado en la página de votación.
No sabía que se te daba tan bien escribir, ha sido una grata sorpresa.
Un beso!

Pedro

Carmen Reyes dijo...

Precioso María. He quedado grátamente sorprendida. Desprende misterio y dulzura, calor y frío. Me ha encantado. Un beso.

Patoabett Pato dijo...

" la flor magica de las hadas en la colina de puck" precioso . tienes mi voto!!